Un café con... Ana Montenegro y Beatriz Otero

En esta ocasión nos vamos a tomar un café doble, porque tenemos a dos apasionadas de cantar, aunque cada una de ellas practica una disciplina totalmente diferente. Por un lado tenemos a Ana Montenegro, licenciada en Administración y Dirección de Empresas, que es una de nuestras técnicas de administración de Recursos Humanos, en este caso para Singularis y Hostesa. “Canto todo tipo de música, pero principalmente R&B y Soul, tanto como solista como en un coro de música moderna”, nos dice Ana.

Por el otro lado tenemos a Beatriz Otero, responsable comercial de Sanidad Centro-Levante. Beatriz estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Complutense de Madrid y es vocalista de un grupo de flamenquito que se llama Deltoro. “Hacemos música comercial de estilo flamenco, con temas propios y versiones de otros artistas” comenta Beatriz.

music

1. Para ti ¿cantar es una afición o una pasión?

Definitivamente es una pasión. Cantar forma parte de cada momento de mi vida, cuando no estoy cantando, estoy tarareando canciones en mi mente. No sé cómo expresarlo, pero me hace sentir libre y feliz. Mis padres me han dado una cultura musical muy amplia, por ejemplo, cuando era pequeña, en lugar de escuchar Parchís escuchaba la tabernera del puerto (zarzuela) jajaja… Toda mi familia canta y guardo recuerdos muy bonitos de cuando íbamos de viaje cantando todos en el coche.

Para mí la música une ambas cosas, pero sobre todo es un estilo de vida. No concibo mi vida sin música, es una parte muy importante de mi faceta personal. Porque además lo comparto con mi marido.

Ana2

Ana Montenegro

Serunion

Beatriz Otero

2. ¿En qué momento te das cuenta de que tienes una habilidad especial para cantar?

Siempre me ha gustado mucho cantar y a pesar de que las personas de mi alrededor me decían que cantaba muy bien, no lo creí hasta que una cantante profesional me lo confirmó. Solía pensar que la gente no era del todo objetiva por ser mis amigos o mi familia, pero cuando te lo dice una persona que ha estudiado música y se dedica a ello es diferente…

Siempre he cantado, desde muy pequeñita, pero no fue hasta los 23 años cuando conocí a mi marido, que empezamos a tocar juntos de manera más seria.

3. ¿Qué te llevó a cantar en un coro/flamenco?

Es difícil hacerle un hueco a las cosas que a una le gustan y dan un poco de miedo, por ello mi hermana me animó hace un par de años a tomar clases particulares para aprender técnica vocal. Pasado un tiempo, quise probar cantar en un coro puesto que supone cantar junto a otras personas con tonos y estilos diferentes. Otro reto…

Conocer a mi marido fue el motivo por el que me dediqué de manera más “profesional” a este arte. Él componía canciones con su guitarra y actuaba en pequeños bares y salas de conciertos de Madrid y estaba buscando a alguien para que hiciera las segundas voces de sus temas. A través de un amigo común, que nos hizo coincidir, comenzó nuestra historia musical, que dura ya más de una década donde la música nos ha dado momentos muy bonitos, tanto encima del escenario como fuera de él.

4. ¿Qué tipo de formación es necesaria para cantar en un coro o flamenco?

Para mí lo crucial es que te guste cantar y saber captar las carencias que se tienen. De esta manera se puede enfocar la formación para poder superarlas.

En mi humilde opinión, creo que cantar es innato, es algo con lo que se nace. Si tienes como base una buena voz, oído y compás, con aprendizaje podrás educarlo y sacarle más partido. Es como el pintor que pinta cuadros o el poeta que escribe poesías, pueden enseñarte técnicas, pero tienes que nacer con ello.

5. ¿Qué se siente cuando estás en el escenario y ves que la gente que ha venido a verte está conectando con tu voz y la música?

Al principio muchos nervios, pero cuando ese pequeño momento pasa, se siente algo muy especial. Disfrutar con algo y ver cómo otra gente también lo hace es muy gratificante.

Cuando la gente tararea o canta tus canciones es una sensación súper emocionante y no está pagado con nada. Y para alguien que compone, que en este caso es mi marido, es muy gratificante ver como tus temas que has escrito de tu puño y letra, llegan a ahondar en la gente.

6. Cuéntanos alguna anécdota que te haya impactado positivamente

Recuerdo un par de ellas: cuando estaba estudiando en la universidad, en las largas noches de biblioteca, aprovechaba los descansos que hacíamos para cantar junto con un compañero que traía su guitarra. Una noche, estaba cantando una canción y se acercó corriendo una chica (a la que no conocía) preguntándome si podía grabarme. Su padre se dedicaba a la música y me dijo que quería enseñárselo.

Más tarde, en el primer concierto que organizó mi profesora de canto, en el que cada alumno cantaba una canción, cuando acabé de cantar, una persona del público me paró y me dijo que ya era fan mío y si podía darme dos besos.

En ambos casos, me sorprendió mucho que mi voz les hubiera llegado tanto como para expresármelo.

Tengo dos: la primera cuando presentamos nuestro disco en 2012 en la Sala Galileo Galilei de Madrid, delante de 400 personas. Fue increíble contar con el apoyo y el cariño de tanta gente.

Y la segunda, que me pasó una vez y me emocionó profundamente, es que me dijeron que se habían enamorado de mi voz…

Share:
Profiles: